Amiloidosis cardíaca

La amiloidosis cardíaca es una cardiopatía infrecuente, pero potencialmente mortal. También llamado síndrome del corazón rígido, se trata de un trastorno en el cual las proteínas anormales, llamadas amiloides, se acumulan en los tejidos del corazón.

A medida que estos depósitos de proteínas se acumulan con el tiempo, el tejido del corazón se deteriora, lo que puede causar insuficiencia cardíaca si la afección no se trata. También puede causar arritmias, debido a que los amiloides interrumpen las señales eléctricas del corazón.

Esta condición tiende a afectar a más hombres que mujeres, en particular las mayores de 40.

Síntomas

Mientras que algunos pacientes pueden no notar ningún síntoma en absoluto, otros experimentan fatiga y la reducción de la resistencia, así como la hinchazón de las piernas y la micción nocturna frecuente.

Se puede producir falta de aliento, especialmente con la actividad, y los pacientes pueden tener dificultad para respirar normalmente mientras están acostados. También se pueden producir palpitaciones del corazón, que son latidos del corazón rápidos o salteados.

Diagnóstico

Un médico puede sospechar amiloidosis cardíaca durante un examen físico que revela la hipotensión o presión arterial baja, sobre todo cuando el paciente se pone de pie. Las venas del cuello también pueden estar agrandados. El médico puede escuchar un soplo cardíaco o ruidos extraños en los pulmones. Si se sospecha de amiloidosis cardíaca, un número de pruebas se puede pedir para un diagnóstico. Estos pueden incluir un ecocardiograma, una gammagrafía cardíaca nuclear, y las pruebas de imagen, así como una biopsia.

Tratamiento

Los pacientes que son diagnosticados con amiloidosis cardíaca deben tomarse medidas inmediatas para dar de alta a un especialista, ya que el pronóstico es casi siempre sombrío. Dado que esta condición es poco común, es muy recomendable ver a un especialista con una gran experiencia en el tratamiento de este trastorno.

El médico probablemente le recetará medicamentos para el tratamiento inmediato de la amiloidosis cardíaca, como betabloqueantes, digoxina y calcio bloqueadores de los canales. Los diuréticos, o píldoras de agua, pueden ayudar a eliminar el exceso de líquido. Los pacientes también pueden tomar medicamentos anti-inflamatorios, como la prednisona.

El médico también puede recomendar medicamentos de quimioterapia. Los que han perturbado las señales eléctricas pueden necesitar un marcapasos. Un desfibrilador cardioversor implantable es también una opción. Algunos pacientes pueden ser candidatos para la cirugía de trasplante de corazón. Además de estas opciones de tratamiento, el médico puede recomendar el asesoramiento psicológico para los pacientes que hacen frente a este diagnóstico.

Complicaciones

La amiloidosis cardíaca también puede causar otros problemas médicos. Los pacientes deben ser conscientes de que las posibles complicaciones pueden incluir la fibrilación auricular, insuficiencia cardíaca, y exceso de líquido en el abdomen.

Se puede producir un trastorno del ritmo cardíaco y arritmias. A menudo, los pacientes experimentan efectos secundarios agudización de los medicamentos, que pueden incluir mareos y presión arterial baja.