Amiloidosis macular

La amiloidosis macular es una condición cutánea que se caracteriza por manchas decoloradas planas de la piel llamadas máculas.

Se incluye en la categoría de trastornos llamada amiloidosis, que implica la deposición de proteínas amiloides en órganos o tejidos en el cuerpo. Este tipo de acumulación suele causar daños a las zonas afectadas por la prevención de la función normal.

Síntomas

Las máculas que caracterizan la amiloidosis macular son pruriginosas, lo que significa que producen una sensación de picazón severa. Marrón o gris son las manifestaciones habituales de la pigmentación, con el sitio habitual de aparición es el superior de la espalda. En algunos casos, las erupciones aparecen en los brazos.

Condiciones relacionadas

La amiloidosis macular es una de las tres condiciones en la categoría de amiloidosis cutánea primaria, así como los más comunes. Los otros dos son la amiloidosis liquenoide, que se caracteriza por elevaciones de la piel sólidos liquenoides pruriginosas; y amiloidosis nodular, llamada así por sus pequeñas protuberancias redondeadas.

Cada condición se asocia con la proteína de receptor conocido como, o receptor de la oncostatina-M subunidad beta de receptor específico oncostatina-M. Algunos investigadores médicos creen que las mutaciones de esta sustancia pueden conducir a la aparición de dichas enfermedades.

Causas

Aunque la causa exacta de la amiloidosis macular es aún desconocido, la comunidad médica ha propuesto dos grandes posibilidades.

La primera hipótesis se llama la teoría cuerpo fibrilar, lo que sugiere que dos grupos de células fibroblastos, que funcionan como células del tejido conectivo; y los macrófagos, las células blancas de la sangre que se alimentan de las sustancias que representan un riesgo de infección por turnos células muertas prematuramente en la epidermis, o capa externa de la piel, a los amiloides.

La otra explicación, la teoría de secreción, sugiere que se trata de las células basales, que se encuentran en la capa epidérmica más interior, que forman el amiloide cuando se desintegran.

Factores de riesgo

La amiloidosis macular es una condición que sólo afecta a los adultos. Los estudios han demostrado que la enfermedad es más prevalente en mujeres que en hombres. Además, tiende a ocurrir con más frecuencia entre los sudamericanos, asiáticos y de Oriente Medio.

Tratamiento

Hay diferentes tipos de métodos de tratamiento para la amiloidosis macular. Los antihistamínicos, o antagonistas de la histamina, tales como clorfeniramina y difenhidramina se utilizan para inhibir la histamina compuesto orgánico, reduciendo así las alergias; y agentes tales como sulfóxido de dimetilo se aplican para la reducción de la inflamación.

Otros métodos de tratamiento incluyen la aplicación de la luz radiación ultravioleta B (UV-B) y la extirpación quirúrgica de las máculas.

Una cura totalmente eficaz o exitoso para la amiloidosis macular, sin embargo, aún no se ha ideado o descubierto, y la enfermedad sigue siendo de larga duración y extremadamente difíciles de erradicar.